Gluteoplastia de aumento con grasa autóloga

Como alternativa al aumento de glúteos con prótesis o implantes tenemos la gluteoplastia de aumento con grasa propia.

El tejido graso para la gluteoplastia de aumento lo obtenemos mediante la liposucción de otras zonas del cuerpo (abdomen, cartucheras, flancos, cara interna de muslos y rodillas, papada, etc.) y se somete a una centrifugación o filtrado para obtener únicamente las células viables.

Una vez obtenido el tejido graso deseado procedemos a la inyección mediante cánulas muy finas de forma que en cada pasada de cánula depositamos pequeñas cantidades de grasa (en torno a 2mm de diámetro) para que tengan la máxima probabilidad de sobrevivir. Se calcula que tras la inyección del tejido graso la reabsorción puede llegar a ser en torno al 30%. En la zona glútea podemos inyectar grandes volúmenes.

Ventajas de la Gluteoplastia

La gran ventaja de la gluteoplastia con grasa propia es que podemos moldear mucho mejor distribuyéndola en función de las necesidades de contorno. En nuestro equipo, solemos asociar la liposucción de otras zonas y complementar la cirugía de gluteoplastia de aumento con implantes con el tejido adiposo extraído para lograr una mejor definición del contorno corporal y por tanto de la silueta.

El volumen de la nalga se considera estable a los 5-6 meses de la cirugía. Con este tipo de intervención, el aspecto de la zona glútea es totalmente natural y podría repetirse el proceso si la paciente quisiera un aumento mayor.

Para quién está indicada

La técnica de aumento de glúteos con grasa propia está indicada sobre todo en pacientes que quieren mejorar el contorno y volumen de sus nalgas y tienen zonas donantes de grasa suficientes y rechazan la idea de ser portadoras de prótesis o implantes. Por nuestra parte, cada vez la indicamos más como complemento de cirugía de implantes, de forma que podemos resolver mejor las asimetrías y los contornos y por tanto la estética de esta zona. Como el implante es submuscular o intramuscular, no hay problema en proceder a la lipoinyección en el plano subcutáneo.

Las principales desventajas de la gluteoplastia es que se requiere una liposucción en la misma intervención para obtener la grasa necesaria para el aumento glúteo lo que incrementa el tiempo quirúrgico e implica el postoperatorio correspondiente más molesto. Para aumentar la supervivencia del injerto podemos enriquecerlo con células madre obtenidas de la propia paciente.

Dentro de las complicaciones asociadas a la liposucción, hay que asociar las propias del lipofilling, las relacionadas con la reabsorción del injerto, que se calcula en un 30% pero puede variar entre pacientes, y la necrosis grasa (quistes, microcalcificaciones). Debido al volumen de la nalga normalmente es una zona que acepta muy bien los injertos grasos.

Si te ha interesado este artículo quizás te interesen estos otros:

Contacta con la clínica

 963 940 979

 619 83 83 58

Lunes a Jueves:
9:00 a 14:00 y 16.00 a 20:00
Viernes:
9:00 a 15:00

Calle Marqués de Dos Aguas 2, 2
Valencia
46002
España

Pide cita aquí